Llevo 17 años en el sector turístico y gastronómico y en este tiempo me he podido dar cuenta de una situación tan triste como preocupante.

Muchos empresarios se quejan de la crisis, de la falta de clientes, de la poca cualificación de su personal, todo entendible y respetable.

Empty-Restaurant

Está claro que hay situaciones que no están en nuestra mano, como puede ser una crisis nacional, pero hay otros temas que dependen directamente de cada uno de nosotros.

Me pregunto si estos empresarios:

  • Han entendido que la atención al cliente es una de las claves de un negocio de éxito (¿antes de la crisis cómo era esta atención?)
  • ¿Se han formado para conocer las nuevas tendencias en gestión y marketing para restaurantes?
  • ¿Han creado metodologías de trabajo para trabajar de una manera más eficiente centradas en el cliente?
  • ¿Se han adaptado a las nuevas tecnologías para estar donde su cliente está?
  • ¿Su comunicación (cartas, personal, web, etc.) está enfocada a informar o influir en la decisión de compra del cliente?

Todas estas preguntas (y muchas más) se responden con dos palabras:

 

Marketing Gastronómico

 

¿Pero qué es marketing gastronómico?

El marketing gastronómico se podría definir de la siguiente manera:

  1. Es un proceso social: Se necesitan dos partes y es algo continuo, no podemos hablar de marketing como algo puntual.

Un error que veo muchas veces en los restaurantes. Piensan que por hacer un menú del día del padre o la madre, día de los enamorados y noche vieja, ya han hecho marketing.

Marketing sucede hasta si no lo queremos. Todo lo que hace la empresa es marketing, todo lo que hace, dice el personal es marketing. Todo lo que opina nuestro cliente (para bien y para mal, es marketing)

Una empresa tiene que vivir y respirar marketing.

  1. Conocer y comprender al cliente: No se puede hacer marketing, sin saber quién es mi cliente, qué segmentación tiene. Error que comenten muchos restaurantes cuando quieren tener de todo tipo de clientes, con todo tipo de productos. Esto nos llevaría a un fracaso seguro.
  2. Satisfacer sus necesidades: No hay marketing si no se satisface la necesidad del cliente, aquí no vale vender lo que el restaurante quiere, sino que hay que ofrecer lo que el cliente necesita.
  3. Diferenciación: Si queremos destacar, tenemos que ser diferentes, ya hay muchos restaurantes en el mercado y otro igual, con la misma oferta, no es necesario ni será bienvenido por la demanda. Si quieres triunfar, busca tu diferencia y hay que saber comunicarla en las redes sociales como en el propio restaurante.
  4. Aportar valor: Si una de las premisas del marketing es ser diferente, esto va de la mano con el valor que le aporta al cliente. Busca ese algo especial que tienes como restaurante y comunícalo en tus medios y canales de comunicación.

Si no conoces tú diferenciación o cómo aportas valor, estamos en un grave problema.

  1. Influir en el proceso de compra: Muchos empresarios se quejan que hacen mucho, pero reciben poco.

Seguramente muchos de ellos no están influyendo de ninguna manera.

Para influir hay infinitas maneras, desde un concurso, un buen producto, una promoción, un evento, etc.

Como vemos la crisis ha hecho mucho, pero también está en nuestra mano saber aplicar el marketing gastronómico para conocer mejor al cliente y así poder subir las ventas.

¿Entonces sirve el marketing gastronómico para subir las ventas en hostelería?

 

Por supuesto, sólo falta conocerlo un poco más y es lo que iremos haciendo mes a mes con Cátedra Estudios Turísticos Pedro Zaragoza de la Universidad de Alicante

Un saludo

Erika Silva Aguilera

Directora Escuela de Hostelería Onine Marketing Gastronómico

Cátedra Pedro Zaragoza

¿Quieres ser el primero en ver las novedades?

Dejanos tu correo y te enviaremos las últimas actualizaciones sobre la Cátedra de Estudios Turísticos Pedro Zaragoza de la UA. Eventos, estudios... serás el primero en saberlo.

Te has suscrito con éxito. Pronto sabrás de nosotros.

Pin It on Pinterest

Share This